Ver nuestros productos

Los inicios

El inicio de La Campagnola S.A.C.I se remonta a 1912 con la llegada a la Argentina de los fundadores de la empresa, Silvio y Luis Benvenuto.

Iniciaron la empresa comercializando productos que importaban desde Italia, como conservas de pescado y de tomates, y exportando productos argentinos hacia Europa.

Los productos se comercializaban con la figura de una campesina (campagnola en italiano).

La primera planta

En 1933 los fundadores decidieron afincarse en la Argentina, transformando la firma en una empresa industrial y comercial.

En este año, se abrió la primera planta en Mar del Plata, dedicada a la elaboración de conservas de pescado.

En esta ciudad fomentaron la pesca de especies desconocidas en nuestras costas (por ejemplo la caballa), la incorporación de máquinas y nuevos procesos de elaboración

La Campagnola así, se transformó en una empresa elaboradora y comercializadora de conservas de pescado.

Nereida

En los años 40', La Campagnola presentó su marca Nereida, que desde ese momento se constituye en la marca líder de sardinas de la Argentina.

La empresa alimenticia multiproducto

A comienzos de la década del 50, La Campagnola SACI compró la fábrica de San Martín (Pcia. de Mendoza), comenzando así la industrialización de conservas de vegetales, frutas y mermeladas.

De esta manera, la empresa comenzó una era de crecimiento y expansión. En esa época, se realizaron varias campañas publicitarias para ampliar el paraguas de marca y transformarse en una empresa alimenticia multiproducto.

Las conservas de pescado ya gozaban de tanto prestigio que surgió una frase popular que decía: "¿Qué clase de pescado sos que La Campagnola no te envasa?".

Durante años, este dicho fue utilizado por la empresa en sus campañas publicitarias con ilustraciones realizadas por el famoso humorista Landrú.

En esta época también se realizaron los concursos de dibujos en revistas infantiles auspiciados por La Campagnola. "Según tu propia idea" era la frase con la que se alentaba la creatividad de los niños para que realizaran ilustraciones haciendo referencia a las mermeladas.

Nuevas plantas en el Interior

En 1972, la planta de Choele- Choel fue construída, especializada en productos derivados del tomate.

La Campagnola SACI fue la primera empresa del sector en cosechar mecánicamente el tomate y lo hizo en las fincas de Río Negro y Mendoza.

Lanzamieto de la línea BC

Innovación con los nuevos envases tetrabrick y el lanzamiento de la Línea BC.

En la década del 80, se introdujo en la Argentina el tetrabrick. El mercado que más se vió impactado por esta novedad fue el mercado de puré de tomate. Inmediatamente, La Campagnola SACI, incorporó esta nueva tecnología en la pulpa, el puré y el jugo de tomate.

La línea BC se lanzó en 1986, como la opción dietética de los productos originales. El lanzamiento tuvo gran apoyo publicitario en TV y gráfica en diarios donde La Campagnola, como experta en calidad, presentaba su nueva línea de "productos dietéticos", "muy ricos y livianos" y "sin sacrificar la silueta".

Actualmente, los productos BC son sinónimo de un estilo de vida sana en el que se conjugan el placer y la salud.

Los nuevos hábitos de nuestro tiempo destacan la importancia de una alimentación balanceada y la línea BC ofrece alternativas con menos calorías pero con las mismas cualidades de sabor.

Nuevo Centro de Distribución y más fincas

Nuevas inversiones en Logística y Producción.

En 1995, la empresa inauguró el centro de distribución de Bancalari, Pcia. de Bs.As. y construyó el depósito intermedio de San Martín, Mendoza.

Además, sumó a sus fincas en San Martín , nuevas fincas de duraznos en Tunuyán, Mendoza.

100 años de calidad y prestigio

Este año La Campagnola cumplió 100 años en el mercado, y es la marca paradigmática y especialista en alimentos de la Argentina.

Clásica, premium, transgeneracional, con un gran reconocimiento por parte de los consumidores, sus productos son elaborados con los más altos estándares de calidad, con materia prima rigurosamente seleccionada y con procesos productivos de excelencia.

En la actualidad cuenta con tres plantas industriales en Mar del Plata, Mendoza y Río Negro, y con 300 hectáreas de fincas ubicadas en la provincia de Mendoza dedicadas a la producción de frutas que se utilizan para la fabricación de Conservas y Pulpas.

Sus principales líneas de productos son: Mermeladas, Conservas de Pescado, Conservas de Tomate y Salsas, Frutas enlatadas (duraznos, coctel de fruta y peras), Aderezos y Conservas de vegetales (choclo, arvejas, porotos y jardinera).

Todos estos productos acompañan la mesa de la familia argentina y del mundo.

La Campagnola lanza sus nuevos Saborizadores

De esta forma, la compañía emblema del mundo de los alimentos, ingresa en una nueva categoría.

Con el objetivo de brindar a las familias una opción práctica y sabrosa de condimentar sus comidas, La Campagnola presenta sus nuevas bolsitas saborizadoras. Estas buscan ser aliadas a la hora de la cocina y proponer platos versátiles en el día a día.

La línea cuenta con siete sabores distintos, pensados para diferentes tipos de preparaciones (como carne, pollo, cerdo y pescado). Las opciones disponibles son: Limón y orégano, Ajo y cebolla, Criollo, Romero y tomillo, Mostaza y miel, Manteca y hierbas, y Barbacoa.

Con este lanzamiento, La Campagnola ingresa al mercado de los “seasonings” (o sazonadores), para continuar aportando modernidad e innovación a la marca, que además posee alimentos enlatados, salsas, mermeladas, jugos y otros alimentos. La oferta completa de saborizadores se comercializará en supermercados, autoservicios y almacenes de todo el país.