Puchero de carne

INGREDIENTES

  • 1 olla grande!
  • 1 kg de tapa de asado parcialmente desgrasada cortada en tres (ó falda con hueso, si es de ternera mejor para que sea más tierna)
  • 250 gr de panceta ahumada cortada en 3 fetas gruesas
  • 4 huesos con carne (caracú)
  • 3 chorizos
  • 2 chorizos colorados
  • 2 morcillas
  • 1 kg de zapallo cortado en cuñas
  • 6 batatas chicas peladas y cortadas por la mitad
  • 6 papas chicas peladas y cortadas por la mitad
  • 4 zanahorias cortadas a lo largo y luego en porciones de 4 cm
  • 6 cebollas de verdeo
  • 1 lata de garbanzos La Campagnola
  • 1 lata de choclo entero La Campagnola
  • 1 lata de porotos La Campagnola
  • 1 repollo chico hervido aparte
  • 2 dientes de ajo pelados, sin el brote y cortados en tajaditas
  • Aceite de oliva

PRODUCTOS UTILIZADOS

6 Porciones

PREPARACIÓN

Colocar la carne, la panceta, los huesos, los chorizos frescos y los chorizos colorados en una olla con abundante agua fria. Llevar a hervor y espumar con una espumadera o colador plano, (este paso es paso fundamental para que el caldo no quede ácido). Continuar la cocción a fuego mediano durante 1 hora a 1 hora y ½ dependiendo de cuan tierna esté la carne.
Agregar el zapallo, las batatas, las papas y las zanahorias, continuar la cocción a fuego mediano (sin borbotones) hasta que las verduras estén apenas tiernas. Incorporar las cebollas de verdeo, las morcillas, los porotos, los garbanzos y los granos de choclo. Terminar la cocción. Probar la sal ya que como muchos ingredientes ya son salados no hay que agregarle mucha más. Cortar el repollo en trozos y dorarlo junto con los ajos en aceite de oliva y agregar a la cacerola.
Servir con aceite de oliva, pan casero (para el caracú).
Tip: Desgrasar caldo de forma rápida. Una vez servido el puchero y si se quiere tomar el caldo colocarlo tibio en una bolsa de polietileno o en una manga de repostería descartable, cerrarla muy ben y llevarlo al freezer por unos minutos. Se separará la grasa que quedará en la parte superior de la bolsa y para usarlo se corta en la base con una tijera y se deja caer el caldo en una cacerola justo hasta el borde de grasa. La grasa se descarta y el caldo se calienta para tomarlo después del puchero o para guardarlo.